La importancia de tener amigos

El ser humano es por naturaleza un ser social, por lo que es necesario incluso para su salud sentirse integrado en un grupo. Una persona debe estar integrada en la sociedad prácticamente desde su nacimiento. En primer lugar debe sentirse integrado en su propio seno familiar, donde debe sentirse protegido y cuidado por su familia y sus congéneres. En la etapa infantil es cuando comienza el verdadero proceso de socialización, cuando el niño comienza a tener contacto con otras personas, donde comienza a aprender y a valerse de sus sentidos para poder comunicarse con todos, tanto con familia, como con cuidadores o profesores y sobre todo con otros niños y niñas de su edad con los que conviva en la escuela. Por eso se hace tan necesario para niños y adultos formar parte de una familia o comunidad dentro de la cual se sienta integrado, es algo innato en el ser humano: debe ser socializado, de lo contrario las consecuencias serán nefastas, pues si se le priva a una persona de la socialización no solo tendrá un grave atraso respecto a lenguaje y desarrollo cognitivo, sino que además se convertirá en una persona inhibida, en una persona insegura y ensimismada.

tener amigos

La no socialización es un problema que se ha dado en varios casos de niños a los que han aislado del resto de la sociedad, familia, amigos… esos niños llegaban a convertirse lo que algunos definen de manera cruel y errónea como niños salvajes, es el caso de Ginnie, la niña no socializada, o de Víctor, dos casos antiguos de dos niños a los que aislaron y encerraron (en el caso de Ginnie) mientras que a Víctor lo abandonaron a su suerte en un bosque. Dos escalofriantes e inhumanos casos que, afortunadamente no han vuelto a repetirse.


Los beneficios de hacer amigos son muchos tanto para la salud física como para la salud mental. Está demostrado con estudios científicos que quienes tienen relación con personas con las que comparten gustos, aficiones o pensamientos en común gozan de una capacidad intelectual y un desarrollo cognitivo muy superior a aquellos que han sido criados en condiciones de soledad o aislados de la mayoría.

Los beneficios de tener un grupo de amigos produce en las personas mayor capacidad para continuar estableciendo nuevas redes sociales, es decir, tienen más probabilidades y facilidad para entablar relaciones con más personas, mientras que quienes no lo tienen o lo tienen muy reducido sufren bastantes problemas para conocer gente nueva y obtener nuevos contactos, incluso tendrán dificultades para conseguir realizar entrevistas de trabajo o realizar labores comerciales en las que se necesite tener trato con los demás.

Esta mejor salud de la actividad cerebral tiene repercusiones directas sobre el sistema inmunológico, lo que permite el cuerpo luchar con mayor efectividad contra virus, bacterias y enfermedades de muy distinta índole.

El dicho “quien tiene un amigo tiene un tesoro” cobra mayor significado después de analizar dichos estudios, por lo que a todos nos conviene tener trato social con personas aparte de nuestro círculo más estrecho. Esforcémonos sobre todo por encontrar la compañía de aquellos que, además de compartir nuestro gustos, creencias y aficiones, nos fortalezcan y reafirmen en nuestras convicciones y faciliten el desarrollo de nuestras labores tanto intelectuales como seglares. Los beneficios de tener amigos son muchos, y estos son tan solo algunos de los más importantes.

El ser humano es por naturaleza un ser social, por lo que es necesario incluso para su salud sentirse integrado en un grupo. Una persona debe estar integrada en la sociedad prácticamente desde su nacimiento. En primer lugar debe sentirse integrado en su propio seno familiar, donde debe sentirse protegido y cuidado por su familia y sus congéneres. En la etapa infantil es cuando comienza el verdadero proceso de socialización, cuando el niño comienza a tener contacto con otras personas, donde comienza a aprender y a valerse de sus sentidos para poder comunicarse con todos, tanto con familia, como con cuidadores o profesores y sobre todo con otros niños y niñas de su edad con los que conviva en la escuela. Por eso se hace tan necesario para niños y adultos formar parte de una familia o comunidad dentro de la cual se sienta integrado, es algo innato en el ser humano: debe ser socializado, de lo contrario las consecuencias serán nefastas, pues si se le priva a una persona de la socialización no solo tendrá un grave atraso respecto a lenguaje y desarrollo cognitivo, sino que además se convertirá en una persona inhibida, en una persona insegura y ensimismada.

tener amigos

La no socialización es un problema que se ha dado en varios casos de niños a los que han aislado del resto de la sociedad, familia, amigos… esos niños llegaban a convertirse lo que algunos definen de manera cruel y errónea como niños salvajes, es el caso de Ginnie, la niña no socializada, o de Víctor, dos casos antiguos de dos niños a los que aislaron y encerraron (en el caso de Ginnie) mientras que a Víctor lo abandonaron a su suerte en un bosque. Dos escalofriantes e inhumanos casos que, afortunadamente no han vuelto a repetirse.


Los beneficios de hacer amigos son muchos tanto para la salud física como para la salud mental. Está demostrado con estudios científicos que quienes tienen relación con personas con las que comparten gustos, aficiones o pensamientos en común gozan de una capacidad intelectual y un desarrollo cognitivo muy superior a aquellos que han sido criados en condiciones de soledad o aislados de la mayoría.

Los beneficios de tener un grupo de amigos produce en las personas mayor capacidad para continuar estableciendo nuevas redes sociales, es decir, tienen más probabilidades y facilidad para entablar relaciones con más personas, mientras que quienes no lo tienen o lo tienen muy reducido sufren bastantes problemas para conocer gente nueva y obtener nuevos contactos, incluso tendrán dificultades para conseguir realizar entrevistas de trabajo o realizar labores comerciales en las que se necesite tener trato con los demás.

Esta mejor salud de la actividad cerebral tiene repercusiones directas sobre el sistema inmunológico, lo que permite el cuerpo luchar con mayor efectividad contra virus, bacterias y enfermedades de muy distinta índole.

El dicho “quien tiene un amigo tiene un tesoro” cobra mayor significado después de analizar dichos estudios, por lo que a todos nos conviene tener trato social con personas aparte de nuestro círculo más estrecho. Esforcémonos sobre todo por encontrar la compañía de aquellos que, además de compartir nuestro gustos, creencias y aficiones, nos fortalezcan y reafirmen en nuestras convicciones y faciliten el desarrollo de nuestras labores tanto intelectuales como seglares. Los beneficios de tener amigos son muchos, y estos son tan solo algunos de los más importantes.

1 comentario:

  1. Hola!! gracias por artículo; me has refrescado la mente, y me has hecho recordar cual importantes son nuestras amistades. Como bien dices, quien tiene un amigo, tiene un tesoro. A veces no es fácil hacer que una amistad sea duradera en el tiempo, ya que durante el camino hay muchas piedras; pero debemos procurar hacer todo lo posible para mentener nuestras amistades. No se trata de conocer gente nueva cada dos por tres; se trata de cultivar y mantener nuestros verdaderos amigos.

    Muchas gracias y saludos!!

    ResponderEliminar