¿Como enamorar a una mujer?

Enamorarla: ¿Una misión imposible?
La mujer de nuestra vida puede estar más cerca de lo que nosotros pensamos, y a veces cuando nos damos cuenta es posible que sea demasiado tarde para conquistarla. Esto no quiere decir que tengamos que tratar de seducir a todas las mujeres a las que conozcamos, sino que debemos estar seguros de que quien nos gusta sea la persona adecuada para nosotros. Tras estar convencidos, podemos comenzar a desarrollar una estrategia.

enamorar a una mujer

En esta entrada, compartiremos una lista de tres pasos para lograr nuestro objetivo.
Cómo enamorarla en 3 pasos


Primero: Seamos nosotros mismos. No tratemos de sorprenderla con poses ni aparentando ser la persona que no somos, pues con el tiempo nuestra verdadera personalidad saldrá a la luz y uno de los dos puede resultar dañado emocionalmente. Siempre se ha dicho que es importante enseñar la verdadera personalidad de uno desde el principio, así es como se conquista a una persona, enseñando lo que verdaderamente somos, abriéndonos a ella y dejando ver nuestro interior. Es una manera eficaz de congeniar con una persona, una forma de ver qué cosas tenemos en común y qué cosas podríamos compaginar, pues es cierto que siempre se aprende de una persona con una personalidad diferente a la nuestra.

Segundo: Busquemos aficiones en común. Las parejas que hacen cosas juntas se mantienen unidas y estrechan mucho más sus lazos emocionales. Las parejas que comparten aficiones y gustos son capaces de afrontar las dificultades con mucha más facilidad de quienes realizan cosas por separado y de manera independiente. Aunque no lo sepamos hasta entonces, podemos descubrir nuevos hobbys, probar cosas nuevas que motiven a ambos y que nos mantenga entretenidos durante un determinado período de tiempo, así conseguimos huir de la rutina y hacer algo en pareja en la que disfruten ambos. Por tanto, es importante realizar cosas que nos gusten a los dos y que se pueda hacer en colaboración, como por ejemplo un determinado deporte, conciertos, arte (visitas a museos o exposiciones), fiestas, etc. Lo que está claro es que hay una amplia variedad de actividades que se pueden realizar en pareja, solo es cuestión de probar, y si no funciona algo, lo siguiente seguro que funcionará.

Tercero: Sinceridad por encima de todo. Estemos seguros de que hacemos lo que realmente queremos, y de que nuestros sentimientos son los verdaderos. Si no tenemos intención de comenzar una relación seria o estable, debemos tener la certeza de que ella lo sabe, y démosle la posibilidad de decidir si ella busca lo mismo, o en cambio romper la relación si no le damos lo que necesita o si no está contenta con nosotros. No nos centremos en lo que nosotros queremos obtener de nuestra pareja, sino en lo que somos capaces de aportar para el beneficio de la otra pieza de la relación.

Si tenemos en cuenta estos tres pasos, la relación será fluida, y aunque no se puede garantizar que no haya problemas, estos serán menos graves y tendrán una solución más sencilla cuando se presenten.


Enamorarla: ¿Una misión imposible?
La mujer de nuestra vida puede estar más cerca de lo que nosotros pensamos, y a veces cuando nos damos cuenta es posible que sea demasiado tarde para conquistarla. Esto no quiere decir que tengamos que tratar de seducir a todas las mujeres a las que conozcamos, sino que debemos estar seguros de que quien nos gusta sea la persona adecuada para nosotros. Tras estar convencidos, podemos comenzar a desarrollar una estrategia.

enamorar a una mujer

En esta entrada, compartiremos una lista de tres pasos para lograr nuestro objetivo.
Cómo enamorarla en 3 pasos


Primero: Seamos nosotros mismos. No tratemos de sorprenderla con poses ni aparentando ser la persona que no somos, pues con el tiempo nuestra verdadera personalidad saldrá a la luz y uno de los dos puede resultar dañado emocionalmente. Siempre se ha dicho que es importante enseñar la verdadera personalidad de uno desde el principio, así es como se conquista a una persona, enseñando lo que verdaderamente somos, abriéndonos a ella y dejando ver nuestro interior. Es una manera eficaz de congeniar con una persona, una forma de ver qué cosas tenemos en común y qué cosas podríamos compaginar, pues es cierto que siempre se aprende de una persona con una personalidad diferente a la nuestra.

Segundo: Busquemos aficiones en común. Las parejas que hacen cosas juntas se mantienen unidas y estrechan mucho más sus lazos emocionales. Las parejas que comparten aficiones y gustos son capaces de afrontar las dificultades con mucha más facilidad de quienes realizan cosas por separado y de manera independiente. Aunque no lo sepamos hasta entonces, podemos descubrir nuevos hobbys, probar cosas nuevas que motiven a ambos y que nos mantenga entretenidos durante un determinado período de tiempo, así conseguimos huir de la rutina y hacer algo en pareja en la que disfruten ambos. Por tanto, es importante realizar cosas que nos gusten a los dos y que se pueda hacer en colaboración, como por ejemplo un determinado deporte, conciertos, arte (visitas a museos o exposiciones), fiestas, etc. Lo que está claro es que hay una amplia variedad de actividades que se pueden realizar en pareja, solo es cuestión de probar, y si no funciona algo, lo siguiente seguro que funcionará.

Tercero: Sinceridad por encima de todo. Estemos seguros de que hacemos lo que realmente queremos, y de que nuestros sentimientos son los verdaderos. Si no tenemos intención de comenzar una relación seria o estable, debemos tener la certeza de que ella lo sabe, y démosle la posibilidad de decidir si ella busca lo mismo, o en cambio romper la relación si no le damos lo que necesita o si no está contenta con nosotros. No nos centremos en lo que nosotros queremos obtener de nuestra pareja, sino en lo que somos capaces de aportar para el beneficio de la otra pieza de la relación.

Si tenemos en cuenta estos tres pasos, la relación será fluida, y aunque no se puede garantizar que no haya problemas, estos serán menos graves y tendrán una solución más sencilla cuando se presenten.

1 comentario:

  1. Además nosotras las mujeres siempre percibimos las intenciones de los hombres, es por eso que no le damos pie tan fácil para que nos enamore, aunque no todas las mujeres son iguales porque hay algunas que ya han tenido mucha experiencia y no les importa tener una aventura de más.
    Saludos

    http://www.ofertasdesexo.es/

    ResponderEliminar